El relieve representa la figura de una maceta con dos tallos. Su vaso está en el centro de la composición y es bicolor. La parte izquierda recibe luz y es amarilla. El resto es naranja oscuro porque está en sombra. Su base aparece rodeada por una mancha azul. Representa el agua sobre el suelo donde se apoya la maceta.
El suelo es naranja, tiene textura de plastilina y ocupa la parte inferior de la obra.
La maceta tiene un tronco del que brotan dos tallos. Los tallos son verdes, curvos, perpendiculares al suelo y ocupan la parte superior de la obra.
El fondo de la composición es amarillo y tiene textura de pintura.

Volver al artículo