El relieve representa el equilibrio en la vida. El fondo de la composición es violeta muy oscuro. La obra tiene dos texturas y tres figuras.
La textura del fondo es cartulina tratada con óleo. La textura que define las formas de las figuras es plastilina.
Las figuras tienen forma de espigas. Los tallos no se ven. Su mezcla de amarillo, naranja, magenta, blanco, rosa y azul cian contrasta con el fondo. Las tres se sitúan en la parte derecha de la obra.
Empezando por la derecha, se ve el lateral de una de ellas. La distancia entre su figura y los márgenes superior e inferior de la composición es la misma.
Del vértice inferior sale la segunda espiga. Está arqueada hacia la derecha y es un poco más corta que la primera.
Por detrás de las dos espigas y, entre medias de ellas, hay una tercera. Es la más larga y está arqueada hacia la derecha.

Volver al artículo