El relieve representa la figura de un florero con forma de vasija. La vasija ocupa el centro de la composición. Es naranja, redondeado y no tiene asas. El borde del cuello es curvo. Tiene el lado izquierdo más alto que el derecho. La mitad izquierda es más oscura porque está en sombra. El florero se apoya sobre un paño amarillo.
Contiene cinco flores de formas cónicas. La boca de los conos está perfilada con una línea semicircular. Hay tres flores blancas y dos amarillas. Las blancas están a la derecha y las amarillas en el centro. Todas tienen manchas oscuras.
El fondo de la composición es violeta y tiene textura de plastilina.

Volver al artículo