Conclusiones

De mis vivencias como visitante de exposiciones de arte extraigo tres conclusiones principales:

  1. Una persona que no puede ver necesita unos medios de apoyo mínimos para percibir, usando los otros sentidos, la estética de una obra de arte y crear su imagen mental de la misma.
  2. En el caso de una obra bidimensional, p.ej. una pintura, es necesario: tocar su reproducción en relieve, siguiendo una exploración dirigida, al tiempo que escucha la descripción de las imágenes que la componen.
  3. Hay muchas exposiciones, algunas en museos certificados en Accesibilidad Universal, que no muestran ninguna obra accesible para personas con discapacidad visual.

Como estudiante de Doble Grado en Bellas Artes y Turismo considero que: “ Una persona ciega puede apreciar y crear una obra de arte utilizando el tacto, el oído, el olfato y, en caso de tenerlo, el resto de visión».




Fotos: Museo Arqueológico Nacional ( Serrano 13, Madrid).  Dispone de 18 estaciones con información y recursos accesibles para invidentes y sistemas de guiado por las mismas (pasamanos y cambios de textura en el pavimento). Además, ofrece visitas táctiles  dirigidas por una educadora acompañante.