«…la tecnología, en mi caso, ha sido determinante para poder seguir haciendo lo que me gusta…»

Como voluntaria, ha asesorado en el museo Thyssen-Bornemisza (ARCHES) “ … queda mucho por hacer…y me encantaría que, algún museo, se atreviera a hacer un catálogo de pinceladas…”



«Lo primero es reproducir los cuadros en relieve», relató, «y esto hay que hacerlo bien, con precisión. El paso siguiente es elaborar una buena audiodescripción que explique a la persona ciega lo que está tocando y, muy importante, que le guíe a la hora de explorar el cuadro».


Acceder a la entrevista (abre en nueva ventana)

En el 2°curso del Doble Grado en Bellas Artes y Turismo, la URJC anula la plaza y revoca la matrícula de Cristina M.V. de Diego.

Cristina en un plató de televisión

«Una persona ciega puede crear y apreciar una obra de arte utilizando el tacto, el oído, el olfato y, en caso de tenerlo, el resto de visión.»
Fotografía de Cristina en un estudio de radio

Cristina muestra las obras de su exposición a varias personas

Exposición “ Dibujando a ciegas” del 1 al 15 de marzo de 2019
Artista: Cristina de Diego  Mayoral, estudiante ciega de 2º curso del Doble Grado en Bellas Artes y Turismo de la URJC

Fotografía de Cristina de Diego, realizada por Mónica SolísBailarina entre bastidores
Comisaria: Ruth Remartinez
Lugar: Centro cívico Vivero
Horario: de 09:30 a 14:00 hs de lunes a viernes
Dirección: Avda. del Hospital 2, Fuenlabrada 28942
Metrosur: Hospital de Fuenlabrada

Si quieres una visita guiada en grupo, contacta con Cristina aquí antes del 20 de febrero de 2019.





En la Xª Quedada de Viajeros de Minube en FITUR 2019 (sábado 26 de enero de 12,00 a 15,00 hs) y tras la ponencia de Manuel José Carpintero, conocido como “Explorer Man” por  National Geographic, la presentadora cedió la palabra a  Cristina M.V. de Diego. 
Cristina señaló la importancia de la sostenibilidad y de la accesibilidad en el sector turístico y expuso que los viajeros con discapacidad tienen unas necesidades específicas. Presentó a los viajeros de Minube la App Tur4all, creada por la Fundación Vodafone y Predif.


Imagen que muestra la página de una revista. Si usas lector de pantalla, debajo encontrarás la transcripción textual

Entrevista: La Fuenlabreña que hace accesible el arte a las personas invidentes. Noviembre 2018. Fuenlabrada tu Ciudad. Núm. 7. Pp 20.
Cristina de Diego Mayoral pinta cuadros, ha estudiado Derecho, Turismo, Bellas Artes, es técnico en Protocolo, habla inglés, italiano y algo de alemán. Asesora a la Unión Europea y además es ciega.
A los 21 años y a consecuencia de una enfermedad, perdió la visión. Estudiaba Derecho y vio cómo su vida se venía abajo. “Entras en crisis, pero al final decidí vivir”, dice.
Y así, viviendo, es como llegó a colaborar con la Unión Europea y con la Comisión de Ocio y Turismo del Comité Español de Personas con Discapacidad para hacer accesibles a las personas ciegas, las obras de arte de los museos.
“Hay centros certificados como accesibles pero sólo arquitectónicamente. ¿De qué me sirve a mí entrar a un museo si no puedo disfrutar de sus obras?. ¿Para poder llegar a la cafetería?”, señala con humor.
Hay pocos en España que cumplen esta función, entre ellos el Reina Sofía o el Thyssen, con el que colabora además del museo Lázaro Galdiano. “Necesitamos que nos permitan tocar, que nos acompañen y nos expliquen, que haya sistemas que vía tacto, nos permitan discernir entre formas o colores”. Y va más a allá. “Es necesario enseñar a los artistas a crear obras accesibles y adaptadas”. Y en eso está Cristina.
Desde que se matriculó en el Doble Grado de Turismo y Bellas Artes, pinta. Con ayuda de una profesora de la Universidad Rey Juan Carlos, utiliza un método para reproducir dibujos utilizando plastilina y así reconocer los contornos. A partir de ahí y con la ayuda descriptiva que la ofrecen, entra en juego su imaginación con resultados sorprendentes.
“Una persona que no puede ver necesita unos medios de apoyo mínimos para percibir, usando los otros sentidos, la estética de una obra de arte y crearse así su imagen mental de la misma” explica Cristina.
Se dio cuenta de las deficiencias de nuestras salas de exposiciones e intenta que eso cambie. “Si quería facilitar mis impresiones y mi experiencia tanto al Comité Español como a la Unión Europea, necesitaba formarme y me matriculé en Bellas Artes.
Aunque nacida en Leganés, ha pasado media vida en Fuenlabrada, donde reside. “Fuenlabrada a mi me ha dado mucha vida. Si tengo que valorarla en una escala del 1 al 10, le doy un 10 por tener las infraestructuras y servicios que necesito”.
El Hospital, la Universidad, Metrosur, calles y pasos de cebra con diferentes pavimentos, semáforos sonoros, son algunos de los equipamientos imprescindibles y adaptados de su día a día. “Queda mucho por hacer, pero me consta que se está haciendo”.

Fotografía de Cristina de Diego y Ruth Francia Ferrero en las jornadas

Participación en la ponencia  de Ruth Francia Ferrero: Arte accesible para diferentes colectivos y, en definitiva para todos   Jornadas sobre Tecnologías y  cultura digital socialmente responsable e innovadora  (12-13/12/2018). Universidad Complutense de Madrid.
La imagen es una fotografía de Ruth Francia Ferrero y Cristina M V de Diego Mayoral. Están juntas en la mesa 5 de las jornadas celebradas el 13 de diciembre de 2018, en la Facultad de Ciencias de la información.
Ruth está a la derecha sentada y Cristina a la izquierda de pie. Se ve su cuerpo desde la cabeza hasta la mitad del tronco. Sobre la mesa se ven dos ordenadores y un micrófono.

Transcripción textual de la intervención

Ruth Francia presenta a Cristina M.V. de Diego y le pasa la palabra.

“Gracias Ruth, gracias Noelia por invitarnos y gracias a la Facultad de Ciencias de la información por ceder este espacio. Decir que yo no nací ciega”.

“Empecé a perder la visión a los 21 años. Quiero decir que tengo claros recuerdos y sé, perfectamente, lo que es ver y lo que es no ver”.

“Cuando una persona no ve, significa que no percibe por los ojos el 90% o más de la información. Y eso tiene que saberlo la persona y debería saberlo, en este caso y dentro del ámbito docente, los profesores“.

“Eso supone una barrera de tipo físico pero también de tipo actitudinal. ¿Por qué? Porque necesitas otras herramientas para poder apreciar”.

“En mi caso y como estudiante de Bellas artes, en la asignatura que impartía Ruth el año pasado, necesitaba apreciar la estética de una composición -por ejemplo, un cuadro bidimensional sin verlo-. Algunos decían que eso es imposible”.

“Si, es posible porque de los cinco sentidos yo perdí uno pero tengo cuatro más”.

“Al tiempo que empecé a estudiar el Doble Grado en Bellas Artes y Turismo, me seleccionaron en la Unión Europea para asesorar a determinados museos europeos”.

“Entre ellos, el museo Lázaro Galdiano y el Thyssen-Bornemisza- para hacer sus obras accesibles a personas que no ven”.

“Para mi el modelo es el museo Reina Sofía. Tiene un cuadro adaptado que es el mural de Picasso. Te dejan tocar una reproducción en relieve de la obra al tiempo que una persona te la describe”.

“Cuando pierdes la vista necesitas oír y tocar al mismo tiempo. Eso es algo de lo que hay que concienciar a muchos profesionales”.

“En Arches, lo que hacemos es elegir determinadas obras de arte porque no todas pueden ser accesibles a personas con discapacidad visual”.

“¿Por qué? Porque hay obras que tienen algo que llamamos ruido visual. Pero hay determinadas obras que si pueden ser accesibles”.

“Lo que yo modestamente puedo aportar -creo que tod@s somos la suma de much@s- es mi experiencia vivencial. El proyecto terminará en junio de 2019”.

“Espero que si alguno de ustedes tiene la ocasión de ir al museo Thyssen-Bornemisza o al Lázaro Galdiano, recuerden que Cristina de Diego les explicó lo que estaban haciendo”.

“Ustedes van a poder ver y entender -no sé si hay alguna persona con discapacidad visual en la sala- que esto es necesario para el resto de la población”.

“La accesibilidad para discapacitados significa accesibilidad para todos. Como bien ha dicho Ruth, llega un momento en el que por razón de edad llegas a tener una discapacidad. Si diseñamos conforme a unos criterios de universalidad, todos saldremos beneficiados”.

Muchas gracias.