«Lo primero es reproducir los cuadros en relieve», relató, «y esto hay que hacerlo bien, con precisión. El paso siguiente es elaborar una buena audiodescripción que explique a la persona ciega lo que está tocando y, muy importante, que le guíe a la hora de explorar el cuadro».


Acceder a la entrevista (abre en nueva ventana)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.