Fotografía de Cristina de Diego y Ruth Francia Ferrero en las jornadas

Participación en la ponencia  de Ruth Francia Ferrero: Arte accesible para diferentes colectivos y, en definitiva para todos   Jornadas sobre Tecnologías y  cultura digital socialmente responsable e innovadora  (12-13/12/2018). Universidad Complutense de Madrid.
La imagen es una fotografía de Ruth Francia Ferrero y Cristina M V de Diego Mayoral. Están juntas en la mesa 5 de las jornadas celebradas el 13 de diciembre de 2018, en la Facultad de Ciencias de la información.
Ruth está a la derecha sentada y Cristina a la izquierda de pie. Se ve su cuerpo desde la cabeza hasta la mitad del tronco. Sobre la mesa se ven dos ordenadores y un micrófono.

Transcripción textual de la intervención

Ruth Francia presenta a Cristina M.V. de Diego y le pasa la palabra.

“Gracias Ruth, gracias Noelia por invitarnos y gracias a la Facultad de Ciencias de la información por ceder este espacio. Decir que yo no nací ciega”.

“Empecé a perder la visión a los 21 años. Quiero decir que tengo claros recuerdos y sé, perfectamente, lo que es ver y lo que es no ver”.

“Cuando una persona no ve, significa que no percibe por los ojos el 90% o más de la información. Y eso tiene que saberlo la persona y debería saberlo, en este caso y dentro del ámbito docente, los profesores“.

“Eso supone una barrera de tipo físico pero también de tipo actitudinal. ¿Por qué? Porque necesitas otras herramientas para poder apreciar”.

“En mi caso y como estudiante de Bellas artes, en la asignatura que impartía Ruth el año pasado, necesitaba apreciar la estética de una composición -por ejemplo, un cuadro bidimensional sin verlo-. Algunos decían que eso es imposible”.

“Si, es posible porque de los cinco sentidos yo perdí uno pero tengo cuatro más”.

“Al tiempo que empecé a estudiar el Doble Grado en Bellas Artes y Turismo, me seleccionaron en la Unión Europea para asesorar a determinados museos europeos”.

“Entre ellos, el museo Lázaro Galdiano y el Thyssen-Bornemisza- para hacer sus obras accesibles a personas que no ven”.

“Para mi el modelo es el museo Reina Sofía. Tiene un cuadro adaptado que es el mural de Picasso. Te dejan tocar una reproducción en relieve de la obra al tiempo que una persona te la describe”.

“Cuando pierdes la vista necesitas oír y tocar al mismo tiempo. Eso es algo de lo que hay que concienciar a muchos profesionales”.

“En Arches, lo que hacemos es elegir determinadas obras de arte porque no todas pueden ser accesibles a personas con discapacidad visual”.

“¿Por qué? Porque hay obras que tienen algo que llamamos ruido visual. Pero hay determinadas obras que si pueden ser accesibles”.

“Lo que yo modestamente puedo aportar -creo que tod@s somos la suma de much@s- es mi experiencia vivencial. El proyecto terminará en junio de 2019”.

“Espero que si alguno de ustedes tiene la ocasión de ir al museo Thyssen-Bornemisza o al Lázaro Galdiano, recuerden que Cristina de Diego les explicó lo que estaban haciendo”.

“Ustedes van a poder ver y entender -no sé si hay alguna persona con discapacidad visual en la sala- que esto es necesario para el resto de la población”.

“La accesibilidad para discapacitados significa accesibilidad para todos. Como bien ha dicho Ruth, llega un momento en el que por razón de edad llegas a tener una discapacidad. Si diseñamos conforme a unos criterios de universalidad, todos saldremos beneficiados”.

Muchas gracias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.